domingo, 30 de octubre de 2016

Reseña: 'Los hijos de Enoc: El libro de Thoth'

Autora: Marta Abelló

Obra: Los hijos de Enoc: El libro de Thoth

Editorial: Autopublicado

Año de edición: 2016

Número de páginas: 644 (en mi dispositivo eran 433)

Resumen: UNA GRAN AVENTURA QUE TE TRANSPORTARÁ AL AÑO 999, EL AÑO DE LA PROFECIA DEL FIN DEL MUNDO La búsqueda del legendario Libro de Thoth llevará a una curandera húngara, un astrónomo persa y al papa Silvestre II a unir sus fuerzas para combatir la llegada del fin del mundo al inicio del año 1000. La magia, la ciencia, la religión, los enigmas del cielo y la aventura, se unen en un año de oscuras profecías para desentrañar los secretos que se ocultan en el país de las pirámides.Un gran viaje épico que te llevará de la Hungría medieval a Persia hasta llegar a El Cairo, donde se decidirá el destino de los protagonistas y de toda la humanidad. Cuando se cumplan los mil años, Satanás será soltado de su prisión; y saldrá para engañar a las naciones que están sobre los cuatro puntos cardinales de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de congregarlos para la batalla.

Marta Abelló es una escritora de narrativa breve y novela ganadora de varios concursos literarios. Publicó Los hijos de Enoc: El libro de Thoth en Amazon, una novela de fantasía histórica.

Tengo muchas cosas que decir sobre esta novela, y el primer comentario que quiero hacer es que se nota que la autora ha derramado sangre, sudor y lágrimas (y tinta, mucha tinta, porque es una novela extensa) escribiéndola. Tengo la sensación de que ha requerido un trabajo de documentación y de síntesis inmenso. Es una obra en la que se plasman un montón de hechos históricos, en la que se analizar un sinfín de religiones y en la que aparecen muchos personajes. Este libro es el resultado de la rigurosa unión de muchísimos ingredientes y por ello no puedo sino felicitar a la autora. 

Otra cosa buena es que el libro tiene una función didáctica. He aprendido más de historia con esta novela (que es fundamentalmente de fantasía) que en todo el bachillerato. Y no solo de historia, sino también de religión, pues la autora describe variadas costumbres de los cristianos, los musulmanes y los judíos (y de los paganos y egipcios). 

Además de que es una historia original con mucho argumento, me ha gustado su continuo llamamiento a la igualdad de género a través de los personajes femeninos. Pues comenta las costumbres de las religiones y culturas que afectaban (y, por desgracia, siguen afectando en la mayoría de los casos) a la discriminación de la mujer. Los personajes femeninos que encontramos consiguen tener algo de rebeldía ante estas injusticias sin resultar anacrónicos.

Pero tiene algunas (pocas) cosas negativas. Es cierto que tiene algunas erratas, aunque en una novela tan larga y autoeditada esto es inevitable. Los dos puntos que le han quitado el esplendor que se merecía la obra son los siguientes... En primer lugar, que al principio el lector no sabe por dónde va a ir la historia. Se empiezan mostrando situaciones más o menos comunes y una excesiva descripción antes de la acción. La autora se molesta en contarte la vida entera de unos personajes que luego serán secundarios o no volverán a aparecer, lo que es un derroche de energías y solo pone florituras a un texto que, si se depurase un poco más, quedaría incluso mejor. Remarco que todo esto pasa solo en las primeras cien páginas o un poco más, luego ya vamos directamente a la acción y el libro empieza a enganchar. La sensación que me queda es que a la autora le costó a arrancar pero conforme iba escribiendo se sentía más segura con su historia. La segunda cosa que no me ha gustado es que cuando escribe sobre dos acontecimientos simultáneos, estando la novela en tercera persona del pasado de pronto cambia a la tercera persona del presente. Esto me parece completamente innecesario, podría continuar en pasado y el lector no se perdería en ningún momento. De hecho, las primeras veces que apareció este recurso pensé que sería un error hasta que pude ver su sentido. Si la autora decide hacer una segunda edición de su obra le recomendaría que puliese estos detalles para tener un texto 100 de 100.

En general le pongo una buena puntuación, y pese a los puntos negativos que he mencionado creo que la autora tiene un gran talento y capacidad de esfuerzo, no creo que tenga nada que envidiar a otros autores del género que sean más reputados.

Para acabar, decir que el libro es autoconclusivo... Pero nunca se sabe, creo que si la autora hiciese una segunda parte podría unirla con esta, aunque a mí me parece que la historia ya está bien delimitada.