miércoles, 12 de abril de 2017

Reseña: 'Esqueletos bajo la lluvia'

Autor: Christian Nava


Editorial: Autopublicado

Número de páginas: 87

Año de edición: 2017

Sinopsis: Ismael Niebuhr es un sacerdote desesperado por huir de su pasado. Cuando finalmente parece que lo conseguirá, una violenta banda, los Calavera, lo acosa hasta matarlo de un infarto.
Sin embargo, morir fue el menor de sus problemas. Pronto, el sacerdote cae en cuenta de la verdad: No hay vida después de la muerte. ¡Dios ni siquiera existe! Tras ser resucitado, Ismael se verá obligado a intentar descubrir la identidad del líder de los Calavera, el rey Mimo. Un sórdido enigma que pondrá en peligro su vida y lo llevará a enfrentarse tanto a los fantasmas de su pasado como a nuevos enemigos. En este thriller descubrirás un inquietante misterio y conocerás a personajes monstruosos, muy parecidos a tus peores pesadillas.

Esqueletos bajo la lluvia es la primera novela publicada del autor Christian Nava. Se trata de un libro que mezcla thriller y terror. Ciertos momentos de la novela también incorporan escenas de tipo gore (grotesco, macabro) de modo que no es una lectura apta para los corazones sensibles.

El protagonista de la novela es el sacerdote Ismael. A su lado viviremos una historia de arrepentimiento y de venganza. Conspiraciones eclesiásticas y policiales, bandas callejeras violentas y un misterioso némesis llamado el rey Mimo serán los obstáculos que tenga que enfrentar a lo largo de su truculenta historia. 

Como decía al principio, el libro incorpora escenas con contenido explícito de violencia y sexo. Si fuera una película, tendría el PEGI 18 sin ninguna duda. Estoy segura de que HBO la compraría. A mí no me disgustan en absoluto este tipo de escenas; de hecho, creo que le dan una nota de color (o más bien, de oscuridad) a la historia. Sin embargo, en ciertos momentos este tipo de contenidos han eclipsado sin ningún miramiento a la trama original de suspense. La sensación que me ha dado es que el libro no ha sabido mantener el equilibrio entre los dos géneros y al final uno se ha comido al otro. Como se suele decir, "se le ha ido de las manos".

Más allá de los géneros, la historia incorpora interesantes reflexiones sobre la vida más allá de la muerte, la religión, la hipocresía y las emociones humanas. Eso está muy bien, ya que a mi gusto una buena novela siempre tiene que llevar alguna pequeña reflexión o moraleja.

No es que no me haya gustado la novela, pero creo que el principal problema que ha tenido ha sido la escasa longitud. Esqueletos bajo la lluvia solo tiene 87 páginas, y aunque hay historias que funcionan muy bien siendo micronovelas, este no es el caso. Pasan demasiadas cosas, hay mucha acción, reflexión y momentos fuertes en cuestión de párrafos. El lector nunca puede "descansar" y al final lo que esto me causó fue que al final del libro ya no notaba la tensión que debería, me había acostumbrado a ese ritmo trepidante y ya no me llamaba la atención ni me emocionaba. Aparte, en tan pocas páginas tampoco hay demasiados personajes, y cuando la novela es de misterio esto es un problema porque se reduce drásticamente el número de sospechosos. Yo, por mi parte, no tardé mucho en averiguar quién era el rey Mimo... Por desgracia, también me ha dado la sensación de que las relaciones entre los personajes eran un poco forzadas.

El argumento del libro se basa en una buena idea, y es tremendamente original, pero el que mucho abarca poco aprieta, y el autor (a mi gusto) ha abarcado demasiado en tan pocas páginas. Creo que si en alguna ocasión reedita el libro, debería dejar reposar la trama y darle a la historia un poco más de espacio.