martes, 1 de agosto de 2017

Reseña: 'La resurrección de los muertos'

Autor: Francisco Félix Caballero


Editorial: Éride

Año de edición: 2015

Número de páginas: 68

Lugar de edición: España

Formato en el que lo he leído: Tapa blanda

Sinopsis: La resurrección de los muertos es una colección de historias entrelazadas que se mueven entre lo real y lo místico. Es también un recorrido por diferentes estados de ánimo que no hace sino confirmar que hay mucho más del autor en este libro de lo que él mismo creía en un principio. El paso lento pero firme del tiempo, la soledad, el amor, el desamor, la certeza de un futuro incierto, los sueños adquiridos a precio de saldo predestinados a no cumplirse… son patrones recurrentes a lo largo de unos versos a veces ficticios y otras poco creíbles, pero siempre honestos. A pesar de todo, en cada historia se vislumbra un hálito de esperanza, una invitación a levantarse tras la caída, a seguir peleando cuando todos te dan por vencido; o peor aún, por muerto. De eso más o menos trata la vida, y de eso trata La resurrección de los muertos.

Francisco Félix Caballero (Málaga, 1984) es Licenciado en Matemáticas y Doctor en Estadística. En su trayectoria profesional, se mezclan investigación y docencia, y la participación como co-autor en diferentes publicaciones científicas. Trabaja en el campo de la investigación en Biomedicina y Ciencias de la Salud. Con anterioridad a la publicación de su primer libro, el poemario La resurrección de los muertos (Éride Ediciones, 2015), ha participado y publicado versos en diferentes ediciones del Cuaderno de Profesores Poetas, organizado anualmente por el I.E.S. Giner de los Ríos de Segovia. [Resumen extraído de Escritores.org]

La resurrección de los muertos es un poemario corto cuya temática se centra en el mundo de las emociones y los sentimientos, los recuerdos y el paso del tiempo.

El autor mezcla poemas de verso libre con otros de rima asonante. Los versos suelen ser de arte mayor (más de ocho sílabas), aunque hay algunos de arte menor. Por norma general las estrofas son de cuatro versos y se juntan cuartetos (ABBA) y redondillas (abba). También había estructuras que me recordaban al serventesio pero con una marca muy personal del autor.

Las figuras literarias que encontramos son metáforas, comparaciones y paralelismos.

Como siempre que reseño un poemario, os dejo con el poema que más me ha gustado:


En general es un poemario que no está mal. Es muy ligero y sencillo, ideal para una lluviosa tarde de verano. Al ser la primera obra del autor se nota el amateurismo y hay ciertas cosas que se deben pulir un poco, pero aun así estoy deseando leer más poemarios de este escritor. Pronto habrá nueva reseña de su segunda obra Popsía.