martes, 21 de noviembre de 2017

Reseña: 'El cuento de Dione'

Autor: David Calleja


Editorial: Ediciones Cívicas

Número de páginas: 283

Año de edición: 2017

Sinopsis: Viajamos en la unidad setenta y nueve del bloque octavo de nuestro periplo espacial. Astrid se desliza con suavidad, impulsada por la brisa constante de la inercia. Apenas dispongo de un margen de cuatro horas para decidir si altero el trazado y freno antes de lo programado para ver qué sorpresa esconde la llamada de socorro. 
 La inteligencia de la nave sugiere la posibilidad de un beneficio. He consultado el asunto con el señor Yexe, nuestro particular cliente, y no ha puesto pegas. Me parece un hombre con sentido común, más complaciente que el resto de mi tripulación. 
El ingeniero Sven argumenta que la maniobra consumirá nuestras reservas de combustible. En cuanto a Tólik, el guardaespaldas que contraté en el espaciopuerto de Vogt, no está dispuesto a perder una semana aburriéndose en mi cascarón, a no ser que le deje echar un par de polvos conmigo… 
El cuento de Dione nos ofrece un camino a la eternidad; la ciencia y la religión confrontadas en la búsqueda del ser humano inmortal. Descubre los secretos que esconde.

David Calleja es el autor de El cuento de Dione y Tiempo de duendes con la editorial Ediciones Cívicas.

Se trata de un libro de ciencia ficción de tipo space opera y viajes temporales que, sinceramente, me ha dejado un buenísimo sabor de boca.

Todo el libro está escrito como si fuera el cuaderno de bitácora de Dione, la firme e intrépida capitana de la nave Astrid. Dione huye de su pasado y es una traficante que se ha ganado buena fama por toda la galaxia. Aunque tenga unos treinta y tres años, ha vivido más de dos siglos, ya que en sus viajes recurre a la hibernación para poder llegar a destinos que están a años luz. En sus rutas por el espacio (y por el tiempo), Dione ha visto muchas cosas, y le transmite sus pensamientos y sentimientos al lector con una cercanía y una verosimilitud que son dignas de aplauso.

En la novela hay una buena relación de personajes (ni muchos ni pocos), y ya sean principales o secundarios, son personajes redondos y complejos, muy bien caracterizados psicológicamente. Las descripciones también están muy bien hechas (el autor logra que te creas todo lo que te está contando). La pluma del escritor capta diferentes lugares y planetas y te los transmite de modo que puedes sentir que estás allí. También es ágil al explicarte todas las relaciones geopolíticas y económicas que rigen el nuevo orden mundial (o espacial) del futuro, cosa que tiene un mérito considerable, ya que ha construido una realidad futura muy compleja pero lógica.

Hay dos cosas que me han gustado mucho, y la primera de ellas es la protagonista. Dione me parece un personaje estupendo, bien caracterizado, complejo, con sus defectos y sus virtudes, con un mundo interior riquísimo y contradicciones humanas. Además, es una mujer fuerte e independiente que no se deja dominar por nada ni nadie. A ratos la he querido y otras veces la he odiado, pero nunca me ha dejado indiferente.

La segunda cosa que quiero remarcar son los mensajes que hay más allá de las letras... El cuento de Dione establece un debate entre la ciencia y la religión enfocado a cuál sería la verdadera inmortalidad del ser humano. También hay una crítica a los extremismos políticos y cómo posiciones contrarias radicales pueden ser idénticas a la hora de oprimir los derechos humanos y establecer la dialéctica de "si no piensas como yo, eres mi enemigo". He de decir, que Dione también es una defensora sutil del liberalismo económico y asegura que cuando el Gobierno es el que distribuye la propiedad el pueblo pierde la libertad y se empobrece mientras que las altas esferas siempre tienen privilegios. En general hay muchos mensajes y moralejas que se merecen, al menos, un minuto de reflexión, tanto si estás de acuerdo con estas ideas como si no es así.

Voy a dejaros con unas frases del libro que me encantaron:

Ahora que adquiero conciencia de que he sido esclava de mis miedos, comienzo a sentirme libre de verdad.

Los métodos son un reflejo de las intenciones.

El statu quo, como usted lo llama, es una basura. Funciona bien para los gerifaltes y las clases acomodadas, pero condena a miles de millones de seres humanos a una vida de esclavitud y embrutecimiento. Se restringe el acceso a la educación, se fomentan los entretenimientos burdos y se boicotea el espíritu emprendedor dentro de las masas.

Creo que es un buen libro de ciencia ficción que no tiene nada que envidiar a Blade Runner. Es cierto que tiene más reflexión que acción y que al ser el género "puro" puede ser algo denso para los que se están iniciando en el sci-fi... Pero para los amantes consolidados de la ciencia ficción espacial, El cuento de Dione es una cita obligatoria 😀